¿Hubo otros conventos en Brihuega?

Además de los tres mencionados, hay indicios de que pudo haber existido algún otro convento más, pero sin que nos haya llegado a nuestros días ningún tipo de documento que lo acredite.

En el siglo XIII, el arzobispo Don Rodrigo Jiménez de Rada quiso que se formase en Brihuega una congregación de la recientemente creada Orden de Predicadores (dominicos), para lo cual donó al fundador y Prior general, Santo Domingo de Guzmán, varias casas, aunque al final no llegara a establecerse la orden en la villa.

Imagen del blog "el arcano de Acirón (http://elarcanodeaciron.blogspot.com.es)Jesús Simón, en su libro "Estampas briocenses" aporta interesantes datos sobre un singular edificio situado en la Calle de los Frailes 4 y 6. Pertenece a su familia desde el siglo XVII y en su interior se conservan indicios de que fue un antiguo convento. En el portal del número 4 se conserva una pila de agua bendita a la entrada de lo que servia como iglesia y varias cruces grabadas en la pared en los lugares donde debían estar la cabecera de las camas de los frailes, y en el número 6 se conserva el artesonado del refectorio, el arco de una puerta y hasta hace poco una cocina campaniforme que, según la tradición familiar, era la de los monjes. El nombre de la calle, la construcción del edificio, la señales conservadas, etc. hacen pensar que fue un convento, pero no tenemos ningún dato que lo confirme, ni a que orden podían pertenecer, aunque Simón aventura que tal vez perteneciese a la Orden de los Templarios.

En el siglo XV, en un informe realizado por el Chantre de la catedral de Sigüenza Don Mateo Sanchez, para ordenar la convivencia entre judíos, moros y cristianos residentes en la villa, se dice lo siguiente "E yo visitando la villa de briuega falle por la dicha visitacion...que judios e moros fisicos e carpenteros entran en monesterios de dueñas sin cristiano alguno á ellos acompañando", en contra de lo dictado el Sinodo de Alcalá por el arzobispo Don Juan de Cerezuela: "...e mas mando e declaro que fisico ninguno o carpentero que fuesse judio o moro que no entrasse en monasterio de dueñas saluo con vn cristiano e no de otra manera..." Según Don Juan Catalina García estas dueñas eran mujeres que llevaban vida religiosa, aunque no tuviesen erigido un monasterio propiamente dicho, ni perteneciesen a orden alguna.

Ya en el siglo XX se intentó mediante un acuerdo municipal de fecha cinco de Octubre de 1935 que se hicieran cargo del hospital las Hermanas de la Caridad, aunque el hecho no paso de ser una chanza política entre adversarios de distintos partidos.

  • Visto: 4032