La carta foral

El primero de los dos fueros que concedió Don Rodrigo Jiménez de Rada a Brihuega fue el llamado "fuero corto" o "carta foral". Redactado en latí­n, entre 1221 y 1225, complementó al fuero tradicional -no escrito- por el que se vení­a rigiendo la Villa, como se deduce de su último artí­culo que, en referencia a todo aquello que la carta foral no contemplaba, dice "aténganse a su fuero".

Constaba de siete artí­culos dedicados exclusivamente a regular los tributos que la villa debí­a pagar al Arzobispo. Según dice la propia carta foral, ésta se concedió:

...al concejo de Brihuega, villa y aldeas(1), en gratitud y pago a los muchos y agradables servicios prestados libre y fielmente tanto a él, su arzobispo y señor, como a sus predecesores y para que tales servicios no queden sin paga, con el beneplácito de todo el Cabildo se concede este fuero bueno y útil.

El importe de los tributos a pagar por cada vecino estaba regulado de acuerdo a su riqueza, dividiendo la población en tres clases: los que estaban exentos por carecer de recursos, los que pagaban una cantidad determinada y los que por su riqueza tributaban el doble. También fija quienes estaban exentos de pagar tributos: los huérfanos menores de 14 años, el juez, los jurados, y los alcaldes mientras ejercí­an su cargo y los que iban a la guerra con el Rey o el Arzobispo, si estaban al menos tres meses en el ejército, así­ como la manera de gestionar el cobro.

Los criterios expuestos en el fuero corto coinciden con los de otras villas sometidas a un régimen señorial como Talamanca y Madrid.

El fuero corto se conserva en el "Liber privilegiorum Ecclesiae Toletanae" del siglo XIII y fue publicado en Madrid en 1919 por E. de Hinojosa, con el nº 83 de sus "Documentos para la Historia de las Instituciones de Castilla y León s. X - XIII" bajo el tí­tulo "Fuero otorgado por el arzobispo de Toledo, Rodrigo, al Concejo de Brihuega".

Os incluí­mos a continuación la transcripción del Fuero Corto recogida por el padre Fidel Fita en el Boletí­n de la Real Academia de la Historia:

Quoniam ea que geruntur in tempore, simul evanescunt cum tempore, nisi scripture testimonio eternentur; proinde nos R[odericus], dei gratia toletane Sedis Archiepiscopus hyspaniarum primas, presentibus ac posteris notum fieri volumus quod, cum concilium de Brioga, tam de villa quam de aldeis, nobis et predecessoribus nostris magna et grata servicia tam libenter quam fideliter exhibuerint, et incessanter nos sibi variis serviciis obligarint, ne eorum servicium et fidelitas sine remuneratione transeant, ex assensu et beneplacito tocius capituli toletani, eis bonos foros et utiles duximus concedendos.

Statuimus itaque quod quicunque habuerit valiam XXII morabetinorum, det nobis pro pecta in anno XVI solidos et dimidium et non amplius; et qui habuerit valiam XII morabetinorum det in anno nobis pro pecta VIII solidos et tres denarios, et in ista pecta conputantur dimidii mencali. Statuimus preterea quod aliqui non excusent iuverum, neque ortelanum, neque molinerum neque pastorem qui habuerit valiam XX morabetin[orum]. A XX morabetinis infra excusent iuvarios, ortelanos, molinarios et pastores, sient ipsos [h]actenus soliti sunt excusare. Ad faciondos postarios nos eligemus duos bonos homines de concilio, quoscumque voluerimus et unum de domo nostra; et isti faciant postarios de XX morabetinis et de XII morabetinis, sicut superius est nominatum. Siquis vero dixerit quod non habet valiam pro qua debeat pectare, veniat coram istis tribus hominibus, quos nos posuerimus, et ostendat eis omnia bona sua; et si tunc ipsi viderint quod valiam habet, pectet. Et si forsan isti tres dubitaverint quod non ostendit eis omnia bona sua, iuret cum duobus vicinis quod totum ostendit eis; et exeat a pecto anno illo. Pectum autem semper colligatur in mense Februarii, et infra mensem modis omnibus sit collectum.

Apportellatos in villa nos faciemus, sicut ipsos actenus facere consuevimus; set iurati et alcaldes et Judex sint annales.

Orphanus autem, qui non habuerit etatem XIIII cim annorum, non pectet. Fratres vero, qui bona sua non habuerint partiti: tamen si aliquis illorum uxorem habuerit, vel mulier habuerit maritum, et habuerit valiam pro qua debeat pectare, pectet unam pectam; et alii fratres similiter si habuerint valiam pro qua debeant pectare, insimiliter pectent aliam pectam.

Judex, Jurati et alcaldes, in anno quo tenuerint portellum, non pectent.

In anno, quo Concilium de Brioga iverit in exercitu nobiscum vel cum corpore Regis et fuerint in exercitu per duos vel tres menses, non pectent.

Cibaria autem nobis et Regi dabunt, sicut dare actenus consueverunt.

In omnibus aliis causis vivant secundum forum suum; et nos habeamus redditus nostros et alia iura, secundum quod actenus habuimus.

Siquis autem contra statutum nostrum ausu temerario contraire presumpserit, iram omnipotentis dei et beatorum apostolorum Petri et Pauli se noverit incursurum. Ut autem hec concessio fororum rata et irrevocabilis perpetuo perseveret, presentem paginam divisam per alphabetum fieri iussimus, subscriptione manus proprie et subscriptionibus canonicorum, et sigilli nostri et sigilli capituli toletani patrocinio roboratam.

Nos R[odericus], dei gratia Toletane Sedis Archiepiscopus, Hyspaniarum primas, subscribimus et confirmamus.

Ego A. Decanus toletanus confirmo et subscribo.-
Ego M. Mageritensis Archidiaconus subs.-
Ego magister B. Talaverensis Archidiaconus subs.-
Ego magister Johannes toletanus canonicus subs.-
Ego Romerius toletanus canonicus subs.-
Ego Petrus garsie toletanus canonicus subs.-
Ego P. guterrii canonicus mconf.-
Ego N[unius] canonicus conf.-
Ego F. garsie canonicus subs.-
Ego Johannes martini conf.-
Ego J. magister scolarum subs.-
Ego J. prior conf.-
Ego E. toletane ecclesie thesaurarius subs.-
Ego Robertus capellanus conf.-
Ego Lupus fernandi canonicus testis.-
Ego Chistoforus canonicus conf.-
Ego Dominicus iuliani canonicus conf.-
Ego Petrus fernandi canonicus conf.-
Ego Jordanus canonicus conf.-
Ego Sancius conf.-

El fuero de Brihuega, fundamental del de Archilla, no había visto (que yo sepa) hasta ahora la luz pública. La fuente de donde lo he sacado merece mayor confianza que las otras dos copias manuscritas, que apunta la Real Academia de la Historia:

«BRIHUEGA, villa de la provincia de Guadalajara, part. jud. de su nombre. Fuero dado á sus vecinos por el arzobispo de Toledo D. Rodrigo Jiménez. No tiene fecha. Copias mss. en la Biblioteca nacional. Colección de Burriel, DD 114, pág. 53, y en la de Salvá, tomo XXXV, pág. 190.»

Su fecha perdida se debe aseguradamente circunscribir entre el espacio de tiempo, que corre entre otras dos: después del día 9 de Agosto de 1221, cuando era D. Gil arcediano de Madrid; y antes del 15 de Abril de 1229, cuando otro D. Gil había cesado en el cargo de Tesorero, y le había sustituido D. Diego Zapata. El cual en 15 de Octubre de 1237, así como en Febrero de 1241, firmó titulándose arcediano de Madrid.

El arcediano de Madrid M[iguel?] que suscribe el fuero de Brihuega, suscribió también el de las aldeas de Alcalá de Henares fechado en 27 de Enero de 1223. Indicio es este de la proximidad de la data en cuestión, así como el observar la paridad de la mayor parte de las demás firmas. En otro documento se nombra tesorero Gonzalo Ibañez con fecha del mes de Enero de 1225; y de consiguiente, entre esta fecha y la del 9 Agosto de 1221, corre la que buscamos.

La última cláusula del fuero, que (en 1223?) obtuvo el concejo de la villa y aldeas de Brihuega (conciliurn de Brioga, tam de villa quam de aldeis) es notabilísima: «In omnibus aliis causis vivant secundum forum suum; et nos habeamus redditus nostros et alia jura, secundum quod hactenus habuimus.» Coincide con la postrera disposición del fuero de Madrid, otorgado desde Peñafiel en 24 de Julio de 1222, ó mejor dicho, graciosamente modificado por San Fernando:

«In omnibus aliis causis vivatis secundum vestrum forum et secumdum vestram cartam; et rex habeat stios redditus et sua iura, sicut iam dictus rex dominus Alfonsus, avus meus, habebat, et faciat iusticiam in omnibus qui illud meruerint, sicut ille suo tempore faciebat.»

FIDEL FITA


(1) El Concejo de Brihuega poseí­a las aldeas de Pajares, San Andrés, Romancos, Villaviciosa Valdehita y Valdelacueva.

  • Visto: 3842