Tomas de Lucio y Rojo

Nació en Brihuega el 21 de Noviembre 1806. Fue canónigo de la catedral de Toledo donde falleció el 27 de Enero de 1878.

Inició sus estudios en el convento franciscano de San José de Brihuega pasando a la Universidad de Santa Catalina de Toledo conde se licenció y doctoró en Filosofí­a y Teologí­a y de cuya facultad fue ayudante de cátedra.

Ordenado sacerdote en 1830 cantó su primera Misa en las Salesas Reales de Madrid.

Fue párroco de Mondejar entre 1830 y 1845 desde donde pasó, previa oposición, a Santa Marí­a de Guadalajara, en cuya ciudad fue arcipreste, párroco castrense, diputado provincial, miembro de las juntas provinciales de Instrucción Pública y Sanidad, catedrático de Religión y Moral en el Instituto y la Escuela Normal.

En 1855 se le concedió la gran cruz de Carlos III por su abnegada labor durante la epidemia de cólera que asoló la ciudad dicho año.

Al trasladarse a Toledo en 1864, Guadalajara lo declaró hijo adoptivo. Allí­ fue canónigo, rector y profesor del seminario y miembro de múltiples organismos eclesiásticos. Fue autor de obras de texto para los alumnos del Instituto y del Seminario con multitud de ediciones.

El periódico La Cronica, en su nº 1427 de 11 de febrero de 1905, recoge la crónica de una conferencia dada por D. Antonio Pareja Serrada en el Centro Alcarreño de Madrid, que llevaba por tí­tulo Hijos ilustres de la Alcarria donde cita a Tomas de Lucio y Rojo.

 

 

  • Visto: 749