Inauguración del monumento conmemorativo del asalto de Brihuega y de la batalla de Villaviciosa

Con gran solemnidad se ha celebrado en Brihuega Ia inauguración del monumento destinado a perpetuar la memoria de los heroes del famoso asalto de aquella poblacion, en 9 de diciembre de 1710, y de la importante batalla de Villaviciosa, librada dia siguiente, quo aseguró la corona de Castilla en las sienes de Felipe V y decidió moralmente la lucha que hacia diez años traian empeñada Espana y Francia contra todas las potencias de Europa.

El monumento, obra del arquitecto D. Benito RamosEl monumento, obra del arquitecto D. Benito Ramos

La procesión civica se organizó en las Casas Consistoriales, y la comitiva se puso en marcha hasta la puerta de San Felipe, donde esperaban los carruajes.

Poco antes de llegar al campamento en donde el monumento se alza volvió a organizarse la comitiva. Abria marcha una seccion de la Guardia civil; a continuacion iban el general Del Rio, en representación de S. M.; los gobernadores civil y militar de Guadalajara; las autoridades locales y Comisiones de los Cuerpos del Ejercito, Colegio de Huerfanos, Diputación y Ayuntamiento de la capital y clero castrense. Cerraban la marcha una compañia del regimiento del Rey, con bandera y música, y una sección de Lanceros del Principe. El alcalde de Brihuega pronunció un discurso de salutacion a los delegados, y expresó, una vez mas, su gratitud a S. M. el rey por haberse hecho representar en el acto. El general Del Rio contestó en patrióticas y levantadas frases. Hablaron despues elocuentemente D. Raman Casas, presidente de la Comision ejecutiva, y el coronel del regimiento del Rey Sr. Agulla.

El juez de instruccion D. Maximo Redondo leyó una bellisima poesia. En seguida, a los acordes de la Marcha Real, el general Del Rio descubrió el monumento.

Representa esta obra, del arquitecto D. Benito Ramos, una piramide con los escudos de la provincia y una dedicatoria a los heroes de las jornadas de Brihuega y Villaviciosa. Luego se celebro la misa de campaña, terminando el acto con el desfile de las fuerzas, al mando del gobernador militar, general Ochoa. Por la tropa y el público dieronse repetidos vivas a España y al rey.

Vista general del campamento en el momento de la inauguraciónVista general del campamento en el momento de la inauguración


Publicado en:

“La ilustración artística : periódico semanal de literatura, artes y ciencias”

Tomo XXX Año XXX Número 1551 (18/09/1911)

  • Visto: 1172