La importancia de la conservación de nuestra avifauna

Una de cada ocho especies de aves, es decir, 1800 especies, están amenazadas. Desde hace 200 años se han extinguido completamente 74 especies. España y Guadalajara somo un "territorio privilegiado" al contar con individuosúnicos en su especie.

Por ejemplo: el águila imperial, (con una población de sólo 150 parejas en el planeta, todas ellas en la Pení­nsula Ibérica) aunque no anida en la provincia de Guadalajara, es en cierto modo habitual, verla surcando los cielos de esta provincia, porcedente seguramente de la sierra madrileña.

Otras aves en peligro de extinción como el águila real, la perdicera, el alimoche, el cerní­calo, la cigúeña negra, el buitre negro, el calamón o la avutarda, entre otras. Numerosos son los factores, todos procedentes de la acción corrosiva del hoimbre sobre el medio ambiente, que trasforman su hábitat. La obligación de todos es trabajar por la conservación de las especies.

CONFERENCIAS INFORMATIVAS

Estas jornadas informativas se encargan de la divulgación de la calidad de nuestro entorno, dado que las aves son unos excelentes indicadores de los problemas ambientales, su conservación nos garantiza, no sólo, un planeta más sano, sino que constituyen una motivación para la educación medioambiental. Miguel Ángel Letón y Raúl del Moral, miembros de SEO- BirdLife, han sido los encargados de desarrollar las actividades informativas sobre los temas más preocupantes en la comarca de Brihuega.

Precisamente es la comunidad escolar, la generación del futuro, la destinataria de estos proyectos de conservación de la naturaleza, y también es la responsable de su aplicación práctica en un futuro inmediato afirma Raúl del Moral.

En estas jornadas se intenta crear inquietudes, que los niños aprendan a conocer las diferentes especies, sus hábitos, sus migraciones, sus costumbres, sus vuelos, migraciones y anidamientos, sus cánticos y alimentación, que logren diferenciar a sus vecinos y la contribución en la mejora de la calidad de vida de la sociedad actual comenta M. A. Letón.

M. A. Letón y R. Del Moral inciden sobre la importancia de las especies en ví­as de extinción, para lo cual esgrimen unas cifras escalofriantes: En el mundo hay 1800 especies amenazadas, es decir, una de cada ocho. Desde hace dos siglos se han extinguido 74 especies. Y el águila imperial es la rapaz más amenazada del planeta, las últimas 150 parejas viven en la Pení­nsula Ibérica. Y añade: Las principales amenazas para las aves son: la destrucción paulatina de su hábitat, las especies introducidas, la contaminación y la explotación de los recursos naturales.

JORNADA DE ANILLAMIENTO

En las inmediaciones de la población de la Olmeda del Extremo se encuentra el pago El Borbotón", estación de anillamiento hasta donde se desplazaron un nutrido grupo de entusiastas de la naturaleza, de la avifauna de la zona. La bonanza climatológica y el buen estado del campo hizo posible el disfrute conjunto de padres e hijos de una jornada didáctica, donde los responsables de la organización, impartieron conocimientos de los muchos meses de trabajo para lograr identificar las especies de nuestra comarca, y registrar unos resultados y mantener un control sobre sus poblaciones a través de los anillamientos.

El anillamiento es un documento de identidad que se coloca en la pata a las aves, que previamente han sido atrapadas en unas redes reglamentarias para los estudios cientí­ficos, colocadas en lugares estratégicos, normalmente cerca de abrevaderos. Después los pájaros son introducidos en una bolsas divididos por especies, para su identificación, y toma de medidas, magnitud de ala, í­ndice de grasa y peso. Tras su anillamiento se les libera nuevamente.

Una larga lista de carboneros, pinzones, mirlos, pudieron ser controlados por los organizadores, amén de otras actividades como la confección de casas-nido y comederos, interpretación de señales y huellas en el campo, localización de nidos y lugares estratégicos que por sus caracterí­sticas merecen un interés en al avifauna de la ribera del Tajuña.

SITUACIÓN DE GUADALAJARA Y DE LA PENÍNSULA IBÉRICA

Geográficamente es un lugar privilegiado para las aves. La diversidad de ecosistemas, entre humedales, valles de nuestras cadenas montañosas… es difí­cil encontrarlos en el resto de Europa. Esta tierra de contrastes, encrucijada de caminos, entre los dos continentes, entre dos mares: el Atlántico y el Mediterráneo, y con dos archipiélagos, que añaden una singularidad a la biodiversidad.

Guadalajara se encuentra en la trayectoria migratoria de muchas de las aves entre Europa y África, por lo que podemos asegurar que es una de la provincias más ricas en avifauna. Por esto cuando se habla de especies amenazadas con la extinción en la Pení­nsula, estamos hablando de las que dentro de muy poco tiempo dejaremos de ver por Guadalajara de no poner un remedio eficaz.

MILES DE ESPECIES AMENAZADAS

Cuando se les pregunta a los expertos, cuáles son las mayores amenazas para estos delicados animales alados, que tanta fascinación han despertado en el hombre desde siempre, aparece el ser humano y la desconsideración hacia sus compañeros, como una triste realidad: el mayor admirador de las aves, es simultáneamente, su mayor depredador, y es el causante de que estén a punto de desaparecer muchas especies del planeta.

Una de cada ocho especies de aves que hay en el mundo está amenazada actualmente, o muy próxima así­ extinción. En los últimos dos siglos se han extinguido 74 especies, algunas de las cuáles en al pení­nsula Ibérica.

Según recientes estudios ave rapaz más amenazada es el águila imperial, que cuenta con una población de sólo 150 parejas, todas ellas en la Pení­nsula Ibérica. Miguel A. Letón asegura: "no tenemos noticias de que haya ningún anidamiento en la provincia de Guadalajara, pero es posible verlas por la proximidad en sus anidamientos de las sierras madrileñas".

Según datos recogidos por el Atlas de las Aves de España, hay unas 250 especies que se reproducen de forma habitual en nuestro territorio, y añadir que otras 100 especies, para las que tanto la pení­nsula como los archipiélagos, son lugares de paso migratorio o de invernada.

Pero desgraciadamente, se acelera el proceso de la pérdida de hábitat, debido fundamentalmente al desarrollo económico con la construcción de infraestructuras, tanto de transporte como hidrológicas que ocasionan una fragmentación y pérdida del hábitat de la avifauna. La modificación del campo, con la expansión de los regadí­os, está directamente ligada con la supervivencia de especies que se mantiene en las prácticas agrí­colas tradicionales.

En Guadalajara hay 9 embalses y alguno más en ví­as de construcción y a este factor hay que añadir la proliferación, en los últimos años de la construcción de numerosos parques eólicos, ambos casos con un sobresaliente impacto medio ambiental, y auténticas trampas letales para las aves, que aumentan el número de ví­ctimas entre las aspas de estos molinos gigantescos.

Otro de los factores que intervienen es el incremento en la industrialización, y no sólo por la invasión del espacio, sino por los efectos nocivos de los vertidos contaminantes, con especial incidencia en rí­os y humedales.

Y por supuesto la urbanización masiva e incontrolada principalmente en las costas. Las talas y los aprovechamientos forestales de bosques autóctonos deterioran y agravan los ecosistemas, y ponen en peligro el equilibrio de las especies y de sus hábitats.

CÓDIGO ÉTICO DEL OBSERVADOR DE LAS AVES

  • El bienestar de las aves es fundamental

  • Contribuye y respeta la conservación del hábitat

  • Reduce las molestias a las aves y su entorno

  • Si encuentras una especie rara o amenazada, trata esta información confidencialmente

  • Respeta las leyes de conservación de las aves

  • Facilita el acceso a los datos, cuando sean de interés conservacionista

  • Si encuentras un nido, aléjate para evitar molestias

  • Respeta los derechos de los propietarios

  • Denuncia hechos delictivos contra el medio ambiente.

EL ESLABÓN DE UNA CADENA

Dado que el equilibrio de nuestros ecosistemas depende de todos y cada uno de los eslabones de la cadena natural, la misión del hombre, como animal dotado de inteligencia, es cuidar de todas las especies, de las cuales forma parte. Para ello es muy importante incidir en la labor conservacionistas que popularizara Félix Rodrí­guez de la Fuente a través de la pequeña pantalla, así­ como de la creación de diversas aulas y asociaciones de marcado carácter conservacionista. Esta campaña se vio truncada por su muerte prematura en Alaska y que tuvo como escenarios protagonistas de sus documentales, numerosos pagos de nuestra provincia, que no sólo sirvieron para cambiar el concepto y el trato de los españoles hacia el medio ambiente, sino que llegaron a todos los rincones del planeta, ya que fue una de las series televisivas producidas en España que mayor aceptación tuvieron allende de nuestras fronteras.

Esta labor conservacionista comenzada hace treinta años y mantenida, cada vez por un número mayor de biólogos y naturalistas está obteniendo algunos esperanzadores resultados en determinadas especies, pero no hay que bajar la guardia, porque otras muchas, sin embargo, no corren la misma suerte, y si no se toman medidas en breve, se perderán irremediablemente.

OBJETIVOS CONSERVACIONISTAS

El acercamiento del mundo de las aves y de la naturaleza al público, a través del conocimiento del entorno, la información de los peligros y las diferentes amenazas que recaen sobre las especies y sus hábitats. O los resultados de los proyectos que ya se están llevando a la práctica en los trabajos de conservación, son los objetivos fundamentales de estas jornadas de sensibilización.

También destaca el incremento en el número de personas que de edición en edición se interesa por el mundo de las aves. También en esta proporción asciende el número de voluntarios que se apasiona en la observación y colabora en las tareas de conservación de las aves y de sus correspondientes hábitats.

Resta mucho camino por recorrer, muchos objetivos que cumplir, pero un futuro esperanzador y un ilusionante proyecto de mucho trabajo espera a todos los que sobrevivimos en esta tierra.

ESPECIES MÁS SINGULARES EN VÍAS DE EXTINCIÓN.

PARDELA MEDITERRÁNEA (Puffinus yelkouan)

Ave marina pelágica, de alas estrechas; vuela a ras de agua aprovechando la diferencia de velocidad del viento entre el seno de la ola y el aire de más arriba. Posee una glándula nasal que excretan la sal del agua de mar; se alimentan de peces y crustáceos y solo crí­an en acantilados del Mediterráneo.

TARRO CANELO (Tadorna ferruginea)

Anátida de agua dulce y de color dorado (canela); crí­a en huecos de acantilados, árboles o ruinas; el macho tiene un color negro en el cuello que le diferencia de la hembra.

CERCETA PARDILLA (Marmorenetta angustirrostris)

Anátida de mediano tamaño, buceadora y restringida exclusivamente al levante; crí­a en aguas dulces con abundante vegetación. Se cree que todaví­a alguna pareja crí­e en Ciudad Real (último reducto en el interior de la pení­nsula).

PORRÓN PARDO (Aythia nyroca)

Anátida bastante oscura, de pequeño tamaño y buceadora, se da en aguas dulces, se caracteriza porque el macho tiene el iris del ojo de color amarillo. Ya muy raro en el interior.

MALVASIA (Oxyura leucocephala)

Anátida de pequeño tamaño y buceadora, cola puntiaguda y los machos tienen el pico de un color azul chillón más vistoso en época de crí­a; se da en aguas dulces, a punto de desaparecer a principio de los 80. Uno de sus mayores problemas es la hibridación con la otra malvasí­a de origen exótico (Oxyura jamaicensis)

QUEBRANTAHUESOS (Gypaetus barbatus)

Es el buitre más especializado en cuanto a su alimentación, casi el 90% son huesos. Crí­a en roquedos de alta montaña, su plumaje (rojizo) de adulto lo consigue dándose baños de barro que tiene hierro. Su principal problema es el veneno y la falta de zonas apropiadas para criar. Sólo se encuentra en los Pirineos. En Guadalajara criaba hasta hace tan solo unos 40 años

ÁGUILA PESCADORA (Pandion haliaetus)

Como su nombre indica, se alimenta de peces, unida a ambientes marinos, ha hecho algún intento de criar en el interior de la Pení­nsula; durante la migración se puede observar algún ejemplar cruzando la geografí­a alcarreña.

FOCHA MORUNA (Fulica cristata)

Ave muy parecida a la gallineta común, de aguas dulces, similar a la Focha común, pero se diferencia porque presenta dos abultamientos en la parte superior de la cabeza de color rojo. Es el actual Ave del año para SEO/BirdLife en España.

ÁGUILA IMPERIAL IBÉRICA (Aquila adalberti)

Águila de gran porte que se caracteriza por sus dos manchas blancas en los hombros, se alimenta principalmente de conejos, crí­a en árboles y tan solo quedan unas 150 parejas. Se trata de un endemismo. Por la provincia de Guadalajara se dejaba ver cazando, pero debido al descenso de conejos y a la gran presión humana cada vez se ve más restringida.

TORILLO ANDALUZ (Turnix sylvatica)

Muy parecido a una codorniz, es un ave residente de la familia de las grullas; se conoce muy poco de él y se cree prácticamente extinto en la Pení­nsula, algunos datos de cantos por la zona de Doñana.

 UROGALLO (Tetrao urogallus)

De la familia de las gallináceas, es el más grande y solo se le puede encontrar en la cordillera cantábrica y los Pirineos; el macho es mayor que la hembra y de dolor oscuro con carúnculas rojas, la hembra es parda. Es muy caracterí­stico oí­r al macho cantar desde su posadero en la época de celo.

ZARAPITO REAL (Numenius arquata)

Limí­cola de gran tamaño caracterí­stico por su gran pico curvado y fino, se alimenta de invertebrados y durante el invierno se le puede ver por el interior en zonas de cultivos. Crí­a en praderas, marismas y pastizales.

ARAO COMÚN (Uria aalge)

Ave marina muy parecida a los pingüinos que crí­a en colonias junto con otras aves en acantilados, se alimenta de pequeños peces. Son de color blanco y negro y capturan sus presas debajo del agua persiguiéndolos. La contaminación de los mares y la pérdida de su hábitat son los principales problemas.

 

ALCAUDÓN CHICO (Lanius minor)

Pequeño pájaro de costumbres predatorias, se alimenta de insectos y los guarda en espinos a modo de despensas, sólo quedan unas pocas parejas en la zona NE de la Pení­nsula; es el menor de los alcaudones.

A parte de estas especies que están en peligro de extinción en la Pení­nsula e incluso alguna en el mundo entero, tenemos otras especies como:

  • ÁGUILA-AZOR PERDICERA

  • ÁGUILA REAL

  • ALIMOCHE

  • CERNÍCALO PRIMILLA

  • CIGÜEÑA NEGRA

  • BUITRE NEGRO

  • CALAMÓN

  • AVUTARDA, etc.

Que actualmente tienen la categorí­a de Vulnerable y que por desgracia en la siguiente revisión del Libro Rojo de Vertebrados pasarán a engrosar la lista de especies en peligro; algunas de estas todaví­a podemos disfrutarlas, pues crí­an en la provincia de Guadalajara (Águila perdicera, águila real, alimoche, cerní­calo primilla, avutarda)

Justo es reconocer y admirar la labor de Miguel A. Letón y Raúl del Moral, que han colaborado en este reportaje.

Avelino González Vega

  • Visto: 7010