Diccionario Geográfico Universal, 1795

Diccionario geografico universal.png

BRIHUEGA, Villa Realenga de España, en Castilla la Nueva, en el centro de la Alcarria: corresponde á la Provincia y Arzobispado de Toledo, Partido de Alcalá de Henares: esta situada en el declive de un alto cerro, en cuya mitad se halla en un sitio entre llano, mirando entre Oriente y Mediodia: demodo que para entrar al Pueblo siempre se sube ó baxa, excepto la parte que caes á Levante, que es tierra llana.

Es Villa de consideración, y de las mayores de la Alcarria: sus calles son angostas, y empedradas de una piedra redonda que llaman guijarro; las casas forman dos habitaciones, que son baxa y principal, las mas de ellas cómodas y espaciosas: el clima es saludable, no obstante la muchedumbre de aguas y manantiales cristalinos que nacen dentro del mismo Pueblo; de forma que los arroyos son casi comunes por las calles, juntándóse últimamente en uno caudaloso, que se entra en el rio Tajuña, que pasa por el Valle ó Vega que hay al pie de los cerros en que está la Villa donde tienen hermosas huertas, molinos arineros, y tierras que riegan con las exprersadas aguas.

Tiene Alcalde Mayor, quatro Parroquias, un Convento de Religiosos Descalzos de San Francisco, y dos de Monjas. En una de las Parroquias titulada de Santa Marí­a, veneran los naturales con mucha devoción una Imagen de nuestra Señora que llaman de la Peña.

Los vecinos de esta Villa son por lo regular de naturaleza robusta y genio jocoso. Se dividen en tres clases: los unos se dedican á la agricultura, otros á oficios y fabricantes de paños, y otros al comercio. La mayor pane de este se reduce á un calzado que llaman Albarcas, que gastan los Labradores para el campo, y le hacen de cuero del ganado Bacuno. Para las compras de estos cueros por mayor se forman en compañí­as, dedos, quatro, ó seis sugetos: cada uno pone su parte de caudal, y acuden á los Puertos de Mar, donde desembarcan cueros al pelo de America, hacen sus compras, y en sus casas los dividen conforme les toca, y cada uno parte a lo largo el cuero en listas del ancho de un pie, que llaman tórdigas, de que forman las Albarcas los que las compran; con cuyo genero concurren á los mercados, y ferias de toda la Alcarria, parte de Aragón, y parte de la Mancha. Los Labradores son pocos, y de corto caudal, por lo estéril y pedragoso de la tierra, pero no obstante cogen algo de trigo y mucho vino. Los Artesanos surten a la Villa, y Pueblos vecinos, que concurren á los mercados, que celebra dos cada semana, y los Fabricantes de paños trabajan en la Fábrica del Rey, que está agregada á la de Guadalaxara, baxo un mismo gobierno, y un mismo Intendente: diferenciando los paños de esta fábrica con el nombre de Brihuega, que es la tercera clase de paños, respecto la que llaman de Guadalaxara, y de San Fernando. La proporción para esta Real fábrica, y otras, es la mejor, por la abundancia de aguas, y leñas, por lo varato y comodidad de comestibles, por el temperamento saludable, y por la proporción de portes para la conduelen á la Corte de estos géneros de texidos.

Es Villa muy antigua, y estuvo cercada de muros, de que se conservan grandes pedazos. Su gran monte fue la diversión de los Reyes Moros de Toledo para la caza, en tiempo en que poseí­an esta Villa. Se la dio Ali-Maymon á el Rey Don Alfonso VI, que la pobló  por los años de 1075, y se la cedió ala Santa Iglesia de la dicha Ciudad de Toledo ; y últimamente perfecionó su fundación el Arzobispo Don Juan, en la forma que hoy se halla el año de 1247; cuyo Señorí­o le tuvo la Dignidad Arzobispal hasta que á mediados del siglo presente sacudio este yugo, y se agregó á la Corona. Es muy nombrada en la Historia de España, y en particular en la del Señor Don Felipe V., por haberse dado en su campo la memorable Batalla el dí­a 9 de Diciembre, del año de 1710, siendo Generales el Duque de Valdoma, y el Marqués de Valdecañas por España, y el General Stanope por los Ingleses y Alemanes. El campo de batalla fue sobre la Villa en una llanura que se extiende hacia el Norte, entre esta y un gran monte de encinas y, robles, alargándose el terreno hacia un Pueblo pequeño, que llaman Villaviciosa, que también toma nombre por este caso, y está de Brihuega como una legua corta.

Dista de Madrid 15 leguas al Oriente, 9 de Alcalá de Henares, 5 de Guadalaxara, y 3 de los famosos Baños de Trillo. Su población se regula como de unos 1200 vecinos.


Diccionario geográfico universal

  • Escrito por Antonio Vegas
  • Imprenta de D. Joseph Doblado, Madrid 1795.-

Google Books

  • Visto: 1064